La compra gana al alquiler en URBE 2017, la Feria Inmobiliaria de Valencia

  • La compra gana al alquiler en la Feria Inmobiliaria de Valencia, aumenta la capacidad de compra y crece la confianza en la banca
  • Crece la confianza: El 86% de las personas mayores de 26 años se decantan por la adquisición de una vivienda de residencia habitual en un plazo inferior a un año.
  • Ha aumentado la capacidad de compra en 2017 con precios superiores a 200.000 euros.
  • Los datos indican que el demandante requerirá en una financiación ajena cercana al 74% para poder acceder a la compra de una vivienda.
  • El demandante confía más en los bancos y tiene una visión mucho más positiva de posibilidades de financiación: En 2017 las personas que consideran que tienen muchas o bastantes posibilidades de financiación pasan del 77,61% en 2016 al 89,94% en 2017.

 

Madrid, 10 Abril 2018. CoHispania, sociedad independiente de consultoría y valoración homologada por el Banco de España, fue la compañía elegida para realizar el análisis del perfil del comprador de vivienda de URBE 2017, la Feria Inmobiliaria del Mediterráneo que se celebró en Valencia el pasado mes de noviembre de 2017.

El informe desprende que la gran mayoría, un 87,69%, de los potenciales compradores busca una vivienda en Valencia para adquirirla el propiedad. Los principales motivos de su búsqueda son o bien para formar un nuevo hogar o mejorar la vivienda actual.

La recuperación es un hecho constatado en la economía española, a pesar de la situación política interna vivida con los acontecimientos vividos en Cataluña. El crecimiento de la economía española mejoró en 2017: un 3,1 % según los datos del INE. La tasa de desempleo se situó según la EPA hasta situarse en un 16,5%: en 2017 se crearon 490.300 puestos de trabajo con un ritmo de crecimiento anual del 2,6% (2,3% en 2016).

En cuanto al sector inmobiliario, se muestra una recuperación del mercado de la vivienda. Madrid, el Eje del Mediterráneo y las Islas están liderando esta recuperación. Sin embargo, el crecimiento de las ventas están impulsando los precios y la construcción. La firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda creció un 9,7% en 2017 respecto al año anterior y alcanzó los 310.096 contratos, con lo que cerró su cuarto año consecutivo al alza. Según los datos provisionales publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el valor de todas las hipotecas nuevas constituidas en 2017 sumó 36.190,97 millones de euros, un 16,6% más que el año anterior, en tanto que su importe medio creció un 6,3% y alcanzó los 116.709 euros. Al cierre de 2017, el tipo de interés medio en esas hipotecas constituidas para la compra de vivienda es del 2,73%, un 13,5% inferior al de diciembre de 2016, y el plazo medio de 23 años.

En 2017, los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España se situaron en 80.786 unidades, lo que supuso un aumento del 26,1% en comparación con el 2016. Además, los precios crecieron una media del 6,2%. Sin embargo, representan una cantidad pequeña en comparación con la década de los 90 y 2000-2009.

 Problemas para que la gente joven encuentre una vivienda

Con estos datos en la mano, Cohispania ha elaborado un informe resultado de encuestas (con una muestra del 14,40%) de satisfacción y del perfil de los visitantes a URBE, de los que el 94,02% de los entrevistados eran españoles.

Del informe se desprende que sigue existiendo un gran problema para que la gente joven encuentre una vivienda a la que pueda acceder. Los tramos de 26 a más de 45 se reparten aproximadamente un 30%, dejando en tan solo en un 6,57% la edades inferiores a 25 años.

Gráfico Edad Perfil comprador URBE

En cuanto a la situación laboral, el perfil del comprador de URBE es en su mayoría empleado por cuenta ajena, el 51,79% frente al 49,44% de 2016). El conjunto de las variables empleado por cuenta ajena, funcionario y autónomo o empresario ha aumentado 3,79 puntos respecto a 2016 y 4,885 frente a 2013, lo que indica que en conjunto de esta demanda que acude a la feria presenta mejor situación laboral.

Por el contrario, jubilados y desempleados han pasado de un 18,6% en 2013 a un 12,5% en 2016 y un 10,96 en 2017.

Preferencia de compra frente a alquiler

Desde finales de 2016 se viene viendo como el precio de los alquileres tan tomado una pendiente alcista continuada. La subida de los precios de venta se inicia a partir

del momento en que el precio del alquiler se sitúa en posiciones cercanas a la amortización de un préstamo hipotecario. La mejora del mercado laboral está empujando a que las clases activas vean de nuevo la posibilidad de entrar en el mercado de compra de la vivienda. 2017 presenta un regreso al deseo de demanda de compra de una vivienda. De las personas encuestadas, un 87.69%.

El aumento del tipo de demanda se produce a costa del alquiler con opción a compra que baja 7,14 puntos respecto a 2013 y 8,11 puntos respecto a 2016.

Asimismo, la bajada del alquiler es significativa: cae 4,46 puntos respecto a 2016, si bien sigue siendo superior en 3,35 puntos respecto a 2013.

Juntando estos datos con la variable ‘edad’, de desprende que los menores de 25 años de decantan por el alquiler con opción a compra o el alquiler y solo un 2,99% se plantean la compra. Salvo este porcentaje, el 86,06 sí optan por comprar frente al 72,95% que resultó de la encuesta en el 2016. Este aumento, en algo más de 13 puntos porcentuales (13pp), demuestra la mejora en la disposición de la demanda hacia la compra en comparación con el 2016, año en el que la incertidumbre era mayor.

Motivaciones y presupuesto

Las principales motivaciones de los potenciales compradores de vivienda son las de formar un nuevo hogar, cambiar de alquiler a propiedad, mejorar o ampliar la vivienda actual o la inversión. La segunda residencia ha descendido drásticamente en 2017: Apenas un 5,58% frente al 13,3% de 2013, así como la vivienda vacacional, que ha caído a la mitad respecto a 2016, pasando del 6,53% al 3,39%.

En cuanto al plazo estimado para la compra, existe una tendencia positiva para el sector ya que los tiempos son menores con respecto a 2016. Destaca que el plazo inferior a 3 meses ha pasado de un 14,99% en 2016 a un 21,91% en 2017. Aquellos potenciales compradores que consideran un plazo inferior a un año para la adquisición, ha pasado de un 65,08% en 2016 a un 71,31% en 2017.

Respecto al presupuesto con el que cuenta el potencial comprador para la adquisición del inmueble, destaca la bajada tan sustancial que se ha producido en el rango de precios de compra ‘menor de 75.000 euros que ha pasado de un 31,9% en 2013 al 15,18% en 2016 y el 7,73% en 2017.

 

En estos años ha aumentado la capacidad de compra por parte de los compradores con precios superiores a los 200.000 euros.

Necesidades de financiación

Los datos indican que el demandante requerirá en una financiación ajena cercana al 74% para poder acceder a la compra de una vivienda. Un 23,36% de los encuestados en 2016 necesitarían menos del 30% para financiarse, porcentaje que descendió en 2017 hasta el 7,96% a causa de la crisis.

Por el contrario, aquellos que necesitan financiarse entre el 50% y el 80% han pasado del 20,10% en 2013 al 31,99% en 2016 y el 46,9% en 2017.

Aunque existe un moderado aumento del número de hipotecas concedidas, las entidades financieras mantienen una posición prudente de loan to value superiores al 80%, por lo que habrá una parte importante de población (22,9% de media en 2016 y 2017) que tendrán dificultades para acceder a la financiación.

Ninguno de los entrevistados podrá hacer frente a la compra de una vivienda sin ayuda financiera y cerca del 23% requerirán una hipoteca superior al 80% del valor de la vivienda.

Crece la confianza en los bancos

La confianza en conseguir financiación sí ha aumentado entre los potenciales compradores. Se percibe un aumento en casi 12 puntos porcentuales en el número de personas que consideran en 2017 (89,94%) que tienen muchas o bastantes posibilidades de financiación frente al 77, 71% del año 2016.

En 2017 disminuyen todos los demás rangos cayendo hasta el 1,15% la de aquellos que consideran que no tienen ninguna posibilidad de obtener financiación.

El precio, la financiación  y la incertidumbre laboral son los principales frenos para la adquisición

La situación de las economías familiares todavía no ha alcanzado un punto de equilibrio y de estabilidad suficiente como para acometer la compra de una vivienda con un riesgo bajo o limitado ante posibles fallos. El porcentaje de ingresos familiares a destinar a la financiación de la vivienda, el 56,29% precisa que dedicará entre el 30 y el 50% (Lo recomendado por los expertos es no más del 30% ).

El precio, la financiación  y la incertidumbre laboral son los principales frenos para la adquisición, según los encuestados, y los elementos en los que muestra más interés son la posibilidad de obtener descuentos en el precio de la vivienda y obtener el préstamo hipotecario.

En cuanto a las zonas de la Comunidad Valenciana que más interés suscita entre los asistentes a URBE 2017, Valencia es la provincia más seleccionada, aunque los encuestados indican que su interés no se limita solo a una provincia.

 

 

Sobre CoHispania

CoHispania es una sociedad independiente de consultoría y valoración homologada por el Banco de España creada en 1989. La misión de CoHispania es ser una sociedad dinámica, abierta a los cambios y con capacidad de adaptación a los mismos comprometida con la calidad del servicio al cliente y del producto. CoHispania apuesta por la innovación y sostenibilidad como los pilares fundamentales de sus proyectos, a la vez de tener un compromiso permanente con la satisfacción de los clientes.

La hipoteca eficiente se estudiará en una comisión mixta de la AEV y la Asociación Hipotecaria Española CoHispania analizará el perfil del comprador en Vivienda Fusión, la Feria Inmobiliaria de Aragón