La tipología de vivienda que predomina en España

España experimentó un descenso del número de licencias de obra nueva hasta Julio de 2018 respecto al mismo mes del año anterior, concretamente un 13,69% menos. Sin embargo, según los datos del Ministerio de Fomento, las viviendas terminadas aumentaron un 12,35% en este mismo periodo. Es decir, a pesar de que en 2018 se están terminando más construcciones de vivienda, la disminución en el número de licencias de obra nueva augura un descenso de las viviendas finalizadas en los próximos años. Dentro de las viviendas ya construidas en España, ¿Cuál es el tipo de inmueble que predomina?

Según los datos de CoHispania, Sociedad de Consultoría y Valoración homologada por el Banco de España, destaca la abundancia de las viviendas plurifamiliares de bloque abierto (pisos) aunque se reducen un 2,03% en 2018 respecto a 2017. También se reducen las viviendas unifamiliares adosadas y unifamiliares pareadas en favor de las unifamiliares aisladas, que aumentan un 3,94%.

Qué ocurre en Madrid y Barcelona

Madrid y Barcelona han centrado el crecimiento de los precios de la vivienda en España en los últimos cuatro años, desde el inicio de la recuperación. El resto de poblaciones han experimentado generalmente variaciones más discretas, la mayoría de ellas por debajo de la media nacional. En cuanto a la tipología, no existen grandes diferencias entre la forma de distribución de las viviendas en Barcelona respecto al conjunto de toda España. Existe menos viviendas tipo piso que en la media nacional, aunque esa diferencia se reduce en 2018. La principal discrepancia se da en las unifamiliares aisladas: Barcelona registró un 5,33% más que el conjunto de España en 2018.

La vivienda tipo piso vuelve a ser la principal forma de construcción, en el caso de Madrid, superando a las altas cifras de la media española y Barcelona.

vivienda España Madrid Barcelona Tipología de vivienda

Otra razón para apostar por la hipoteca verde Los alquileres firmados desde el 19 de diciembre permanecerán sin cambios, regidos por una norma distinta