Los instrumentos de financiación del BEI para conseguir un parque de viviendas sostenible

El pasado viernes 25 de enero se celebró en la sede del Colegio de Arquitectos de Madrid una jornada sobre cómo financiar a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) proyectos de Eficiencia Energética.

El objetivo fue dar a conocer la actividad y posibilidades de financiación y asistencia técnica durante el recién estrenado 2019 por parte del BEI para proyectos de Eficiencia Energética en la Edificación, tanto para rehabilitación de edificios como para la construcción de nuevos Edificios de Consumo de Energía Casi nulo (EECN).

Marcos Tejerina, senior energy specialist del BEI afirmó que "para atraer financiación es necesario un marco regulatorio estable a largo plazo y unas condiciones financieras favorables”. El volumen de préstamos para eficiencia energética concedidos por el organismo europeo ha pasado de un 19% de media entre 2015 y 2017 al 34% en 2017, convirtiéndose en la parte con más peso dentro de los préstamos en el área energía. El 75% de esa inversión es en edificios. Tejerina confesó que en España faltan proyectos que técnicamente sean aprobados por el banco.

¿Cómo obtener financiación a través del Banco Europeo de Inversiones?

Productos de financiación del BEI

  • Préstamos directos al sector público o privado: Proyectos de gran escala (más de 25 millones de euros) y ofrecen la posibilidad de combinarlos con otros fondos europeos u otro tipo de subvención.
  • Préstamos intermediados: Proyectos pequeños a través de bancos intermediarios nacionales y regionales o un organismo público, que tienen la decisión de la inversión.
  • Participación en fondos de inversión para catalizar inversores privados.
  • Asistencia técnica Upstream con o sin financiación BEI: ELENA

La financiación del Banco Europeo de Inversiones es compatible con otras muchas líneas de ayudas, tanto públicas como privadas

El sector energético, en palabras de Tejerina, “afronta una de las mayores transformaciones de su historia. Los elementos fundamentales de esta transformación son la descarbonización, tecnologías innovadoras con una producción cada vez más distribuida. El modelo energético clásico cambiará totalmente. El sector energético y la economía en general tienen que llevar a cabo en el menor período de tiempo probablemente la mayor transformación que ha sufrido desde la revolución industrial. Esto tiene unos retos desde el punto de vista del inversor y del regulador”. La Unión Europea ha llevado a cabo en este sentido cambios en la regulación durante el pasado 2018.

En el ámbito de la gestión de la unión energética , estableció en su regulación del pasado diciembre una disminución de entre el 80 y el 95% de las emisiones de co2 para el año 2050 y un objetivo medio del 45% para el 2030. Lo más importante, aparte de los objetivos es que los estados miembros tienen la obligación de presentar este año una estrategia a largo plazo (año 2050) para ver cuáles van a ser sus inversiones, estrategias y políticas de descarbonización. Además, impone la obligación de que en toda inversión en infraestructuras, la eficiencia energética sea uno de los elementos a tener en cuenta a la hora de diseñar estas inversiones.

Por otro lado, las tres directivas fundamentales que marcan el marco normativo en energía: la directiva de eficiencia energética, la directiva de renovables y la directiva de eficiencia energética en edificios, se modificaron durante el año 2018 estableciendo nuevos objetivos para el año 2030: la reducción del 32.5% en eficiencia energética, un 32% de renovables para el 2030 y en el caso de la eficiencia energética en edificios, la necesidad de una mayor implantación de rehabilitación en edificios y la implantación de indicadores, digitalización, fundamentalmente medición y la integración de movilidad sostenible.

La UE tiene unos objetivos ambiciosos pero muchas veces los marcos regulatorios y la realidad del mercado no encajan. A la hora de implantación de nuevos edificios de consumo de energía casi nula, muy pocos países llegan al 20% del parque que cumpla con estos estándares (solo Francia, Bélgica y algunas zonas de Italia) pero la mayoría de los países están por debajo de un ratio del 5%. “Todo este reto implica unas necesidades enormes de inversión. Si los valores estimados que teníamos para el año 2020 para cumplir los objetivos eran unos 100.000 millones de euros, ahora las estimaciones son de 210.000 millones, el 1,5% del PIB de la UE”, explicó. “La gran parte de ese incremento de inversión está asociada a edificios. Una gran parte a industria, pero 50 billones incrementales son para edificios”, añadió.

Una de las prioridades del BEI es medio ambiente y más específicamente la acción por el clima

Dentro del área de energía, los volúmenes de préstamos en el sector energético desde el año 2013 son entre 12.000 y 14.000 millones de euros. La parte de energía se divide en el sector de energía renovable, seguridad de suministro, redes de transporte y eficiencia energética. Las renovables han supuesto cerca del 40% de la inversión, otro 40% seguridad de suministro y un 20% eficiencia energética, donde se ha producido un mayor incremento entre los años 2013 y 2017 (El volumen de créditos se ha multiplicado por 2), la mayor parte en edificios.

El sector con mayor potencial es el de la edificación, donde se estima que hay un 80% de potenciales inversiones que ni siquiera están analizadas y que pueden realizarse

“La rehabilitación de edificios, para nosotros es la clave y para la Unión tiene un claro potencial. Cualquier proyecto de rehabilitación de eficiencia energética de un edificio es elegible. Se pide algo tan simple como una auditoría energética, que muchas veces es uno de los problemas mayores para ver si un proyecto es elegible o no. Se trata de una información básica. La necesidad sería renovar un 3% de los edificios de la Unión”, manifestó el representante del BEI.

Necesidades y retos eficiencia energética

El mayor potencial se encuentra en el sector de la edificación: un 80% son potenciales inversiones.

Barreras

• Regulación • Falta de concienciación y limitado conocimiento técnico a nivel beneficiario final. • Fragmentación en múltiples proyectos de pequeño tamaño: se necesitan agregadores. • Diferentes incentivos entre propietarios de edificios e inquilinos.

Productos/ financiación

Coste mínimo del proyecto: 50 millones de euros. El BEI financia el 50% (25-26 millones)

Criterios de elegibilidad

  • Edificios privados, porque los públicos ya deben ser EECN.
  • Permiso de obra anterior a 31 diciembre 2020
  • Cumplimiento de la definición de EECN establecidas en el marco normativo español.
  • Simulación energética del edificio
  • Detalle de inversión de los costes desglosados
  • Sistema de gestión energética del edificio con seguimiento de consumos totales y parciales de los principales elementos.
  • Certificado energético del edificio
  • Reporte de consumos energéticos a los 15 meses tras la puesta en operación del edificio.
  • Financiación del 50% del total del coste de inversión, terreno incluido.

Mayor potencial: la rehabilitación

  • Todo tipo de edificios
  • Auditoría energética describiendo las medidas, costes de inversión, línea base de consumo, ahorros energéticos, ahorros económicos, ahorros de emisiones y sistema de gestión energético.
  • Detalle de los costes de inversión desglosados
  • Certificado energético del edificio antes y después de la rehabilitación
  • Integración de energías renovables y congeneración.
  • Sistema de gestión energética del edificio con seguimiento de consumos totales y parciales de los principales elementos.
  • En edificios terciarios, reporte de consumos 15 meses tras la finalización de la reforma.

El BEI tiene también asistencia técnica para diseñar proyectos, independiente de la financiación (ELENA) financiada por el Horizonte 2020 que lo que da una subvención para la preparación de proyectos de eficiencia energética y movilidad sostenible.

Para que el BEI pueda prestar, debe ser un proyecto que sea elegible, que realmente es un programa de inversión y que puede englobar diferentes tipos de subproyectos. Los proyectos tienen que estar en línea con los objetivos que nos marca la Comisión Europea. En el caso que nos compete, el proyecto puede estar destinado a reforma o rehabilitación de edificios o de nueva construcción (EECN).

“Los sectores y el tipo de edificios es muy amplio, lo que miramos es el objetivo del proyecto”, explicó en la jornada Covadonga Velasco, encarga de operaciones en España del BEI.

El mínimo del préstamos BEI es de aproximadamente de 26 millones de euros, con lo que el mínimo costo del proyecto tiene que ser de más de 50 millones, ya que el BEI financia el 50%. Hemos empezado recientemente en el sector inmobiliario, por lo que hemos bajado el tamaño de empresa. En 2017 el BEI prestó más de 620 millones de euros a empresas privadas en préstamos directos. Además de la eficiencia energética, hay otro tipo de finalidades en el sector inmobiliario para optar a un préstamo BEI.

Ventajas de la financiación BEI

El objetivo fundamental del BEI es trasladar su ventaja de financiación en los mercados, ya que se trata de un banco con calificación crediticia triple A, a los clientes (empresas públicas o privadas). Esto se traduce en grandes importes de financiación, posibilidad de financiar proyectos en diferentes divisias, plazos y carencias más largos, no exigimos el desembolso inmediato del préstamo, tipos de interés más competitivos, flexibilibildad en las disposiciones, Además, se puede plantear préstamos sin hipoteca, menos comisiones ya que se trata de una entidad sin ánimo de lucro y atrae bancos y empresas.

Desde CoHispania creemos que la valoración especializada en construcciones y energías eficientes es una oportunidad para la consecución del objetivo europeo Horizonte 2020. Por ello, CoHispania participa en el lanzamiento y puesta en marcha de la iniciativa europea «Hipotecas Piloto de Eficiencia Energética» de la European Mortgage Federation

La iniciativa EeMAP servirá de base para el diseño de un estándar de valoración inmobiliaria común a todos los partícipes de esta fase piloto, creando una metodología de trabajo acorde a las necesidades de las certificaciones sostenibles y las hipotecas para la eficiencia energética. Desde CoHispania creemos que la valoración especializada en construcciones y energías eficientes es una oportunidad para la consecución del objetivo europeo H2020.

Si le ha sido útil e interesante esta información, puede suscribirse a nuestra newsletter para estar al tanto de la actualidad del Sector Inmobiliario y de la Valoración.

vivienda sostenibilidad Banco Europeo de Inversiones financiación Edificios de Consumo de Energía casi Nulo

El sector de la construcción cierra 2018 con 136.300 empleados más La banca también se beneficiará de las hipotecas verdes